jueves, 29 de diciembre de 2011

Risas y buen rollo en el II Taller de sexo lúdico femenino

Para despedir el año, asistimos ayer al II Taller de sexo lúdico femenino en el que Oli no decepcionó con su innata capacidad de comunicar y emocionar a la audiencia, además de transmitirnos la inmensa pasión que siente por lo que hace.

En una fría y lluviosa noche, nos juntamos una manada de mujeres de toda índole dispuestas a echarnos unas risas y a pasar un buen rato.

Había olvidado que tal y como nos dijo en el anterior taller, el Ftalato y cualquiera de sus derivados, son una sustancia química frecuentemente empleada en la juguetería sexual altamente dañina y perjudicial para el cuerpo; en un afán de lograr que los productos sean lo más suaves posibles, los fabricantes agregan niveles mayores a los permitidos además de estabilizadores de Zinc, Plomo, Estaño o Cadmio. En los peores casos, y con el fin de lograr más utilidades, agregan a la fórmula materiales tóxicos como aguarrás, biodiesel y keroseno, logrando así un cóctel letal para la salud humana, ya que no olvidemos que estos juguetes son usados internamente, así, que ¡cuidadín con lo que nos metemos en el cuerpo!

Antes de pasar a la acción, Oli basó su discurso sobre la sexualidad femenina en cuatro principios para mí básicos a la hora de entender la sexualidad: 1. Sexualidad como responsabilidad personal, 2. Honestidad. 3. Respeto y 4º y quizás el más complejo de materializar: Comunicación.

Probamos unos cuántos geles lubricantes compuestos de agua y silicona y a diferencia del anterior taller, dejamos de lado los juguetitos y nos propuso amparadas por la intimidad de un papel, escribir nuestras dudas, problemas y/o inquietudes sexuales.

No es que no los padezca, ni mucho menos, pero justo en ese momento me entraron unas ganas horribles de ir al baño y cuando llegué, ya habían metido en la caja todos los papelitos.
El taller se nos quedó corto pues las dudas que leyó iban todas en la misma línea de dificultades a la hora de dejarse llevar en las relaciones sexuales, afán de control y problemas de comunicación y no dio tiempo a resolver todas las cuestiones.

Hubo una duda muy interesante que planteaba cuáles son las condiciones óptimas para realizar un fisting en el que Oli hizo alarde de todos sus conocimientos técnicos sobre el tema y nos enseñó de forma muy didáctica cómo y de qué manera hacerlo, obviamente teniendo en cuenta los principios anteriormente señalados de respeto, honestidad y comunicación.

En fin, que tal y como se había anunciado, entramos todas en calor que es de lo que se trataba, para más información www.lajugueteria.com o directamente en su local de Usandizaga, 5.

Bueno chicas, aprovechando la coyuntura del taller de anoche, os dejo con esta canción de Marvin Gaye, que a mí me hace entrar en calorcito y falta nos hace en estos días:





No hay comentarios: